Lunes, 5 de abril de 2010
¡La que se ha liado con la Catedral-Mezquita de Córdoba! La violencia no tiene justificación y entiendo que realmente es una provocación por parte de los seis musulmanes, sobre todo si sabían que rezarle ahí a un Dios no cristiano estaba prohibido. ¡Y más en Semana Santa! Que desfachatez, pensarán algunos. Los mismos que sacarán a relucir el más que regastado argumento de que ellos no lo permitirían en sus dominios. No dudo que sea así, pero no entiendo porque debe ser referencia para los de aquí. Si con algo hay que predicar es con el ejemplo, y más cuando se trata de un templo con tanta historia cultural y declarado Patrimonio Mundial de la Unesco. Abogo por que establezcan turnos, días u horas para que cada uno pueda rezarle a quien quiera.
Publicado por
Anuncios