En un seminario sobre estrategias empresariales, Jaume Llopis, profesor del IESE, hizo referencia a los indicios, como la pérdida de mandos directivos clave, rentabilidad o participación en el mercado, que presentan las compañías que empiezan a tener serios problemas de deterioro empresarial, fruto en muchos casos de la autocomplacencia derivada de éxitos anteriores, un crecimiento descontrolado, falta de previsión de riesgos, abandono de valores o las prisas en la búsqueda de la salvación. Como en toda enfermedad, un diagnóstico a tiempo, evita males mayores. El profesor con más de 40 años de experiencia en mercados de consumo y distribución en Europa y Latinoamérica, aportó una larga lista de recomendaciones para revitalizar la empresa y destacó, entre otras, la necesidad de clarificar objetivos, controlar la política financiera, revisar el proceso de toma de decisiones o de comunicar, ser visible y audible. Puso de manifiesto que las oportunidades, si se buscan, se encuentran: “Es el momento de analizarlas y aprovecharlas”.
Anuncios